Batalla de Covadonga ūü§ī La gran Guerra por Espa√Īa Saltar al contenido
Confitería Collada Regalos, Recetas y Productos Gourmet

Batalla de Covadonga ūü§ī La gran Guerra por Espa√Īa

29 agosto, 2019



¬°Hola Amigos! Ya estamos una semana m√°s con cosas de nuestra patria Asturias. Est√° vez venimos a hablar de algo que nos toca muy de cerca, ya que sucedi√≥ en nuestra bonita comunidad aut√≥noma, Asturias. Se trata de la conocida Batalla de Covadonga de Rey Don Pelayo, en donde se consigui√≥, en resumidas cuentas, comenzar con la reconquista de nuestro pa√≠s, Espa√Īa.



Como dato curioso, deciros que un dulce t√≠pico Asturiano, es ¬ęEL PELAY√ćN¬Ľ del que hered√≥ el nombre gracias a la influencia de este en la historia de Espa√Īa. Para degustarlo solo ten√©is que ir a la confiter√≠a que est√° detr√°s de la estatua que lleva su nombre, en Gij√≥n. Esta Confiter√≠a se llama: Confiter√≠a Collada.

Esta acci√≥n b√©lica se produjo un 28 de mayo del a√Īo 722 en los Lagos de Covadonga (Espa√Īa), en un lugar muy cercano a Cangas de On√≠s, en Asturias, que en la actualidad es la comunidad aut√≥noma del noreste de Espa√Īa en la que nosotros vivimos. A las tropas ganadoras de esta Batalla de Covadonga se les llama el ejercito Astur de Don Pelayo.

¬ŅQui√©nes se enfrentaron en esta batalla?

Para aquel momento los musulmanes eran los conquistadores de nuestro reino, y sus tropas estaban a cargo de Alqama. Contaban con más de 10.000 soldados bien armados. Por contra partida, un grupo de 300 hombres considerados como guerreros astures fueron los que tuvieron la valentía de levantarse y revelarse en contra de los musulmanes.

Este peque√Īo grupo capitaneado por Don Pelayo estaba conformado por ciudadanos de Asturias. Fueron capaces de conseguir la victoria sobre aquel ej√©rcito musulm√°n lo que abri√≥ las puertas a la reconquista que finaliz√≥ el 2 de enero de 1942 cuando Boagdil cedi√≥ el territorio y las llaves de Granada a los Reyes Cat√≥licos.

Batalla de Covadonga

Datos curiosos de la rebelión

Toda la nación estaba en Batalla de Covadonga y por ende eran muy pocos los valientes pero muchos los traidores que preferían unirse al ejercito de los opresores musulmanes, muchos nobles se refugiaron en la Séptima Franca pero solo los más valientes se refugiaban en Asturias.

Puedo decirles que existe una versión muy curiosa, en la cual Pelayo estuvo de rehén en Córdoba para el ejército musulmán, entonces el Gobernador Munuza quiso conseguir a la hermana de Pelayo ofreciéndole un trueque pero el valiente logra escapar de la zona en el verano de 717 y mantenerse con vida para luego regresar a su amada tierra, Asturias.

Después de todo eso acudió a Cangas, lugar donde se encontraban los cristianos sometidos llevando a cabo una asamblea, Pelayo irrumpe llamándolos cobardes de comportamiento pero al mismo tiempo dando a entender que era posible una rebelión ante el opresor musulmán, les animó y a partir de ese momento contó con la confianza de todos ellos para la gran Batalla de Covadonga que se avecinaba.

Ese grupo astures decidió unirse a Pelayo y se alzaron en armas para combatir en la guerra, en ese momento les convocó a todos para una asamblea general en la cual resultó reconocido como caudillo, para así convertirse en el jefe del levantamiento popular después de haber sido solo el jefe de seguridad en la guardia de don Rodrigo.

¬ŅQui√©n fue Don Pelayo?

Puedo decirles que, Don Pelayo es el primer monarca del reino de Asturias y su mandato fue durante 19 a√Īos, para la gran mayor√≠a de historiadores del mundo es considerado como un caudillo astur por su valent√≠a y coraje, su origen hasta el momento es muy debatido y no existe una versi√≥n que sea verdadera al 100%.

La existencia de Pelayo podemos encontrarla con muchas versiones pero hay dos crónicas que narran los hechos desde su aparición en el mundo hasta el día de su muerte, de una manera muy directa y fácil de entender las cuales son, la Crónica de Alfonso III y la Crónica Albeldense.

Para mi entender la Cr√≥nica Albeldense, es la m√°s apegada a lo que pudo ser la realidad en aquellos a√Īos, puesto que nos propone una versi√≥n de los hechos en la cual Pelayo fue expulsado de Toledo por Witiza y se marcha a Asturias, entonces cuando se produce la invasi√≥n musulmana crea una rebeli√≥n de astures que acaban con las guarniciones isl√°micas incluyendo a sus jefe Munuza que se encontraban en la regi√≥n de Gij√≥n.

Batalla de Covadonga

Inicios de la rebelión Asturiana

El Gobernador musulmán mencionado anteriormente, controlaba toda Asturias desde Gijón, gracias a eso les resultó muy fácil para los asturianos crear una rebelión a la distancia del capitán opresor, al principio les costó mucho convencer a la mayoría porque era más fácil ser vasallo que rebelde, pero poco a poco fueron formando su rebelión popular hasta que llegó el momento en el que dejaron de pagar tributos a los musulmanes.

Seguidamente, llegamos al a√Īo 718 y los astures que se encontraban bajo las √≥rdenes del caudillo Pelayo, empiezan sus estrategias para recuperar el territorio perdido y la legitimidad, tambi√©n deciden recuperar toda Hispania para los cristianos, lo que para aquel momento era considerada la guerra de religiones, la cruz contra la media luna.

La crónica musulmana

Existi√≥ una cr√≥nica que puedo resumirles en pocas palabras, los musulmanes que se encontraban en C√≥rdova inspiran dicha cr√≥nica que solo habla de ‚Äúasnos salvajes‚ÄĚ lo que es tomado como una burla por el ejercito musulm√°n, pero jam√°s pensaron que el exceso de confianza con los astures le costar√≠a caro en la batalla de Covadonga.

Luego los ‚Äúasnos salvajes‚ÄĚ lograron un levantamiento en el norte de Hispania, sin importarles que fueran considerados como salvajes, sin educaci√≥n y barbaros. Entonces Muza desde C√≥rdova env√≠a un ej√©rcito al mando de Alqama para lograr una rendici√≥n a la fuerza.

Alqama se conocía como uno de los mejores generales de todo el ejército musulmán, por eso se le asigna la tarea de frenar a los insurrectos que estaban bajo las ordenes de Pelayo, debido a que se empezaba a sentir la tensión en la población y no se podían dar el lujo de correr riesgos con nuevas sublevaciones.

Empieza la batalla de Covadonga

Como les he mencionado en p√°rrafos anteriores, Pelayo solo contaba con un m√°ximo de 300 soldados, lo que para una batalla es un n√ļmero muy bajo sobre todo si te enfrentas a todo un ej√©rcito armado y acostumbrado a millones de guerras a lo largo de los a√Īos.

Primera Etapa

La ubicaci√≥n de los soldados encargados de enfrentarse a los musulmanes era en las monta√Īas de los Picos de Europa, el cuartel general se estableci√≥ en Cangas de On√≠s, desde all√≠ fue donde empezaron las acciones de castigo a las tropas de Muza, luego de all√≠ Pelayo gu√≠a a sus hombres a una monta√Īa que resulta muy valiosa, la misma se encontraba en el monte Auseva y al final result√≥ ser el refugio de todos los irreductibles.

La cr√≥nica musulmana habla de una cifra de 185.000 hombres en el ej√©rcito que se dirigi√≥ a Asturias, pero la gran mayor√≠a de historiadores reducen la cifra a 20.000, puedo decirles que sin importar cu√°l sea la cifra exacta de oficiales musulmanes armados lo cierto del caso es que Pelayo era superado en n√ļmeros y en muchos aspectos tales como: fuerza, agilidad, armas.

Pero a su favor Pelayo ten√≠a la experiencia de su tierra, y c√≥mo utilizarla de la mejor forma posible para ganar en aquella Batalla de Covadonga, les mencion√© que contaba con un linaje de 300 a√Īos de historia y adem√°s hab√≠a formado un gran ej√©rcito de jinetes, arqueros, honderos que se acercaban a Cangas.

Siguiendo con lo expresado, el líder y considerado como caudillo recibe una visión, nota que en el cielo se refleja una inmensa cruz bermeja, es el pendón perdido de los godos en Guadalete, también pude informarme que para ese momento se le aparece la Virgen y le anuncia que la victoria está a su favor, a mi parecer es algo difícil de comprobar pero sin lugar a dudas lo que llevó a Pelayo a quedarse con la victoria de esta batalla fue su convicción y su fe.

Esta teor√≠a se basa en el testimonio de un ermita√Īo, el cual logra ver cuando la Virgen le entrega una cruz, esta misma ha sido confeccionada con las ramas de un roble y ser√° conocida como la Cruz de la Victoria, todo esto sirve para convencer por completo al l√≠der de los asturianos y asumir su rol en esta batalla presentando oficialmente la confrontaci√≥n contra las tropas musulmanas.

El líder Alqama envía a un traidor para negociar y dejar claros los términos de una posible rendición, dicho traidor se conoce como Don Oppas y trata de convencer a Don Pelayo de que los musulmanes son buenos y prometen devolver sus tierras y posesiones, además quiso persuadirlo con la idea de una mejor vida al lado de los opresores, así que lo mejor para ellos era entregar todas sus armas y negociar.

Seg√ļn el Rey Alfonso III, las palabras que salieron de boca del traidor hacia Don Pelayo fueron las siguientes: ‚ÄúEscucha mi consejo y vuelve tu animo de tu decisi√≥n, para que poseas muchos bienes y disfrutes del consorcio de los caldeos‚ÄĚ.

Pero el l√≠der asturiano no se deja enga√Īar y le responde al traidor y ex ‚Äď arzobispo, que ya su lucha no era por su bien propio ni tampoco por las tierras, asegur√°ndole esto no se trataba de una guerra de posesiones sino de una guerra por la fe, est√° totalmente convencido de que la lucha es por la cruz y jam√°s podr√° aceptar ser gobernado por alguien que no asuma la creencia en la cruz.

Segunda Etapa

Despu√©s de esa respuesta tuvo que resistir varios ataques, uno de ellos fue enviado hasta su propia cueva el 28 de mayo del a√Īo 722, una embestida musulm√°n que pudo esquivar para seguir el rumbo de su futuro que para los mas religiosos de la √©poca ya estaba predestinado por la Virgen.

Pelayo logra atrincherarse en Cova Dominica, en Covadonga donde los soldados islamitas empiezan su ataque por todos los lados posibles, pero los valientes toman la iniciativa de contratacar con los godos, expertos con arcos para aquella época, además se consideraban los mejores en el lanzamiento de piedras con ondas.

Batalla de Covadonga

También tenían a su favor todo el conocimiento posible del territorio en el cual se llevaba a cabo la gran batalla, debo aclararles que para lograr la perfección en sus ataques implementaron diferentes estrategias tales como: atacar en emboscada, replegarse y luego volver al ataque, no descansar y permanecer fijos en el terreno.

En el enfrentamiento directo los musulmanes perdían muchos hombres fácilmente, pero era totalmente diferente lo que ocurría con el ejército de Don Pelayo puesto que, cada vez más se aumentaban sus fuerzas y energías como si fuera una intervención milagrosa que les brindaba protección, animo y poder.

Tercera Etapa

Los musulmanes no ten√≠an otra opci√≥n m√°s que retirarse y por ende se volv√≠an un blanco f√°cil al retroceder, en pleno combate muere su l√≠der islamita Alqama y el cristiano traidor fue hecho prisionero por hablar de una paz enga√Īosa hacia los rebeldes.

Todos los soldados que estaban a favor del gobierno usurpador se retiraban en pánico y desorden al ver a su líder ser ajusticiado en pleno campo de batalla, dejándoles así el campo abierto al líder Don Pelayo para proclamar su victoria sobre el ejército musulmán.

A decir verdad la batalla de Covadonga solo fue el comienzo de la liberación absoluta en el continente europeo, se le abrió el paso a las fuerzas emergentes de los rebeldes que estaban convencidos por completo de lograr sacar al invasor y erradicar por completo de sus tierras la cultura islamita.

Por √ļltimo, la rebeli√≥n de Don Pelayo se gan√≥ toda la confianza y seguidores posibles con el pasar de los a√Īos despu√©s de la batalla de Covadonga, tambi√©n con un papel fundamental para aliviar la presi√≥n que ejerc√≠an los musulmanes sobre la S√©ptima Francesa, por su parte Pelayo sigui√≥ incansablemente en todas las batallas estando en la primera l√≠nea junto a sus mejores hombres era muy en√©rgico y no pudieron matarle.

‚≠źPuede¬†interesarte:

La Ruta del Cares en Asturias

Las Cuevas de Altamira en Cantabria

Playas de Llanes