Las Cuevas de Altamira: Precio, Entradas y Horario

Las Cuevas de Altamira en Cantabria ‚õį Entradas, Precio y Horario

Los bisontes, se han convertido con el paso de los a√Īos en iconos del arte rupestre, y hoy son considerados, el primer tesoro pict√≥rico de la humanidad. Estas primeras formas de arte se encuentran en las Cuevas de Altamira en Cantabria, Espa√Īa.

Por mucho tiempo se pensó que los hombres de las cavernas eran salvajes e incapaces de crear arte, pero con su descubrimiento a finales del siglo XIX, se planteó otra perspectiva de la prehistoria, y especialmente de los cavernícolas, llegando a ser definidos como seres con sensibilidad y técnica para el arte.

Por tanto aunque no estén en nuestra comunidad Autónoma, Asturias, a tan solo 1 hora y 15 minutos pueden disfrutar también de esta maravillosa experiencia en la evolución de la especie, y volver en el mismo día para seguir disfrutando de la sidra de Gijón.

‚≠ź Qu√© ver en Gij√≥n

‚≠ź Qu√© ver en Asturias

El descubrimiento de las Cuevas de Altamira en Cantabria

 

Las Cuevas de Altamira en Cantabria fueron localizadas en 1868, cuando un tejero proveniente de Asturias de nombre Modesto Cubillas, pasó por la zona con su perro, el cual quedó atrapado entre las rocas al perseguir una presa. En ese momento el hecho no tuvo trascendencia, pues el lugar era conocido por ser un terreno rocoso y no se consideró una novedad.

Cubillas le coment√≥ a Marcelino Sanz de Sautuola, un apasionado por la paleontolog√≠a, que durante a√Īos visit√≥ el lugar estudiando trazos negros abstractos, restos de minerales y huesos. En el verano de 1879, Sautuola llev√≥ a su hija de 8 a√Īos, Mar√≠a Sanz de Sautuola y Escalante, cuya curiosidad infantil y el inter√©s de su padre por saber que habr√≠a en una cueva, los llev√≥ a explorar juntos el lugar.

El paleont√≥logo movi√≥ unas cuantas piedras y excav√≥ un poco, mientras que su hija quien se adentr√≥ a una caverna, mientras √©l le espero en la entrada de la misma. Mar√≠a lleg√≥ hasta una peque√Īa sala a un lado del camino principal y vio unas cuantas pinturas en el techo, as√≠ que regres√≥ en b√ļsqueda de su padre para que las viera. Cuando Sautuola entr√≥ qued√≥ sorprendido ante aquellas extra√Īas pinturas de animales que cubr√≠an casi toda aquella b√≥veda.

 

El reconocimiento mundial

 

En 1880, Sautuola hizo una publicaci√≥n con varios de sus hallazgos, entre los cuales hizo menci√≥n a los animales de origen prehist√≥rico -identificados como bisontes- y a√Īadi√≥ una gr√°fica de las pinturas.

Rápidamente, las pinturas de las Cuevas de Altamira en Cantabria se hicieron de reconocimiento, aunque llegó a representar una controversia para la ciencia y la historia, especialmente en las investigaciones realizadas hasta el momento sobre la era prehistórica; por lo que surgieron muchos escépticos.

El realismo de las representaciones despert√≥ dudas, sobre si el mismo Sautuola las pint√≥ o lo hizo alguien m√°s y el investigador hab√≠a sido enga√Īado, por tanto, se hicieron numerosos estudios para probar su autenticidad.

Los investigadores que defendían la teoría evolucionista, muy a pesar de seguir la cultura humana desde las antiguas civilizaciones, dudaban que las tribus salvajes pudieran realizar arte, que esta facultad motriz y lógica la adquirieron los humanos con el tiempo.

Tom√≥ bastante tiempo y de arduas investigaciones para que se corroborara la existencia de las Cuevas de Altamira en Cantabria, de hecho, el pol√≠tico y humanista espa√Īol, Miguel Rodr√≠guez Ferrer se encarg√≥ de publicar en una revista el valor de estas pinturas y que efectivamente son reales; pero aun as√≠ segu√≠an surgiendo detractores, llegando al punto de considerarlas un fraude y con esta idea, falleci√≥ Sautuola en el a√Īo 1888.

El tiempo jugó a favor, pues cada vez fueron surgiendo nuevas piezas con grabados similares en diferentes rincones de Europa, donde se ubicaban cuevas con relieves, escenas de caza, huesos, animales extintos como bisontes, mamuts, fauna peninsular, entre otros restos.

Finalmente, la ciencia, acept√≥ la existencia de estas primitivas expresiones art√≠sticas avaladas por el arque√≥logo franc√©s √Čmile Cartailhac, determin√°ndose entonces la finalidad, la ubicaci√≥n cronol√≥gica, el valor de las obras y el car√°cter universal catalogado como pintura rupestre.

 

La ubicación de las cuevas

 

Si hablamos de √©poca, las Cuevas de Altamira en Cantabria, datan del periodo Plioc√©nico, es decir, entre 5,33 y 2,59 millones de a√Īos. La entrada se encuentra a un lado de una colina calc√°rea y a unos 120 metros de elevaci√≥n del r√≠o Saja. Estas condiciones seguramente tambi√©n jugaron a favor de quienes de los seres primitivos que all√≠ habitaron alguna vez, ya que pod√≠an cazar, refugiarse y gozar de una amplia extensi√≥n de tierra para explorar; adem√°s prend√≠an fuego para cocinar e iluminarse.

Seg√ļn estimaciones, la caverna qued√≥ sellada por movimientos geol√≥gicos hace unos 13 millones de a√Īos. Los movimientos de las rocas cubrieron la entrada lo que permiti√≥ conservar los grabados art√≠sticos y el yacimiento arqueol√≥gico como tal. Investigaciones afirman que, en unas cinco ocasiones, han ocurrido derrumbes que han provocado el movimiento de las rocas, de all√≠ lo dif√≠cil para ingresar a la zona.

El √°rea es realmente peque√Īa, por lo que no se entiende muy bien su distribuci√≥n compuesta de una sala (que fue la que avistaron Mar√≠a y Sautuola) y una habitaci√≥n contigua.

 

Las Cuevas de Altamira

 

Algunas características que debes conocer

 

Estás son algunas de las principales características que tienes que conocer antes de ir a este maravillosos lugar. Al final no solo es disfrutar de las pinturas, sino conocer un poco sobre nuestros antepasados:

  • Las Cuevas de Altamira en Cantabria tienen una proporci√≥n de 270 metros, as√≠ que son peque√Īas.
  • A lo largo del a√Īo mantienen una temperatura y humedad constante.
  • Su estructura es sencilla, posee una galer√≠a de im√°genes o petroglifos con pocas ramificaciones, adem√°s de un camino estrecho que resulta dif√≠cil de recorrer.
  • Luego de tomar una muestra de las rocas, se determin√≥ que las Cuevas de Altamira en Cantabria est√°n formadas de piedra caliza compacta, casi pura, y de color amarillo pardo, es decir, con diferentes tonalidades, y adem√°s ligeramente cristalizada.
  • Se han determinado varias zonas:
    • Vest√≠bulo: los derrumbes le han hecho perder la iluminaci√≥n natural que sol√≠a tener, pero se caracteriza por ser m√°s o menos amplio. Por la cantidad de piezas y restos encontrados en esta parte, se asume que era la estancia constante de quienes all√≠ viv√≠an.
    • La gran sala de los pol√≠cromos: esta parte ha recibido varios nombres: gran sal√≥n, gran sala, gran techo, sala de los animales, sala de los frescos, entre muchos otros. Un nombre bastante particular que ha recibido es la ‚ÄúCapilla Sixtina del Arte Cuaternario‚ÄĚ, pues su b√≥veda de unos 9 metros de ancho y 18 metros de largo, tiene un gran n√ļmero de pinturas que pueden contemplarse c√≥modamente.
    • Tambi√©n tiene otras salas: la gran sala de los tectiformes, la sala de la hoya que lleva a la cola de caballo y la sala del bisonte negro.
  • Para poder lograr las pinturas en zonas con poca iluminaci√≥n natural, se prend√≠an fogatas, conclusi√≥n a la que se lleg√≥ debido a que debajo de las √°reas pintadas, se encontraban huesos rotos, empleados para hacer fuego, por lo que se asume que usaban tu√©tano como combustible en las l√°mparas. Dicho elemento se ha comprobado a trav√©s de diversas pruebas que, producen combusti√≥n a hacer constato con fibras naturales, originando llamas de amplia extensi√≥n y calor, sin generar humo ni olor.

 

Sobre las im√°genes

 

Aunque no existen m√©todos exactos para determinar la edad de una pintura, si pueden hacerse aproximaciones seg√ļn las caracter√≠sticas. Por un lado, se ha descubierto que los petroglifos de las Cuevas de Altamira en Cantabria, son monocrom√°ticos y de color negro, por lo que se ha podido precisar que se realizaron con carb√≥n de madera, lo que ha permitido saber que datan de la √©poca paleol√≠tica superior.

Las pinturas, dibujos y grabados han sido elaborados en espacios de tiempo no continuos, de allí que sean diferentes estilos, técnicas y épocas. La elaboración de los mismos, fueron llevados a cabo con herramientas específicas como masillas, pinturas, pigmentos naturales, diferentes tipos de soporte y buriles de silex, los cuales dan el acabado predominante con cortes de alta calidad.

Los contornos grabados con buriles o sus equivalentes elaborados en piedra, permitían diferentes perspectivas de una imagen, la mayoría creadas en la gran sala. Aquí se encuentra un bisonte dibujado de perfil y su cornamenta de frente, pudiendo ser visible desde cualquier ángulo.

Se nota que, por la forma de las im√°genes, los autores pose√≠an gran destreza ya que ten√≠an un trazo definido y firme, pero adem√°s ten√≠an muy buen conocimiento de la anatom√≠a de los animales que dibujaban. Las representaciones, seg√ļn algunos an√°lisis, ten√≠an personalidad propia.

Las imágenes se caracterizan por estar superpuestas en algunos casos, pero siempre elaboradas al mismo tiempo. Poco a poco se fue dejando de usar este método y estilo, más bien fueron cortándose partes de los animes dibujados para no irrumpir en la forma de dibujos anteriores, por ejemplo: existe una imagen de un bisonte sin cabeza para no quedar superpuesto sobre la figura de un jabalí, lo que se nota que fue intencional.    

Las formas resultan bastante realistas gracias a la forma abultada de las rocas, generando volumen y la sensación de colores aun mas vivos, movilidad, expresividad e incluso textura. Algunos incluso dan sensación de movimiento, por medio de técnicas primitivas de animación, por ejemplo, un jabalí corriendo en la gran sala.

 

Las representaciones

 

Las obras artísticas encontradas en las Cuevas de Altamira en Cantabria, para su época, gozaban de gran originalidad y calidad técnica, pues fusionaban los grabados, dibujos y pinturas no solo de animales, sino también de ideomorfos y antropomorfos.

A lo largo y ancho de las Cuevas de Altamira en Cantabria, se ha notado la predominancia de un animal en especial: el bisonte. Seg√ļn los estudiosos, existen 16 ejemplares a color y uno monocrom√°tico; todos de diversos tama√Īos, t√©cnicas, posiciones – de pie hay al menos 11, otros tumbados, en movimiento, est√°ticos, algunos quiz√° revolc√°ndose en el polvo y seg√ļn algunas interpretaciones, otros muertos-.

También se han descubierto caballos, probablemente de data más antigua a los bisontes, ya que muchos se encuentran superpuestos y en su mayoría son monocromáticos. Otros animales dibujados son jabalíes, ciervos y ciervas, íbices, toros, símbolos tectiformes y otros escutiformes (escudos), los cuales podrían ser contemporáneos a los bisontes por su policromía característica. Las representaciones de mayor impacto en las Cuevas de Altamira en Cantabria son 3:

  • Caballo ocre: Se dice que podr√≠a ser una de las obras m√°s antiguas, esta se encuentra en la b√≥veda o techo de la caverna. El caballo dibujado en negro permanece inm√≥vil y en su interior, es posible apreciar el peque√Īo dibujo de una cierva, aunque esta s√≠ con una tonalidad rojiza.
  • Gran cierva: Esta se podr√≠a tratar de la imagen m√°s antigua de todas las representaciones all√≠ creadas, la t√©cnica de esta imagen es especial pues la hace destacar en la b√≥veda. Su trazo, a la lo largo de sus 2,25 metros de proporci√≥n, es incre√≠blemente perfecta, pues es estilizada en toda su forma especialmente en sus extremidades, aunado a la t√©cnica crom√°tica empleada, resulta muy realista.

 

Aunque tiene una ligera deformaci√≥n, probablemente por la cercan√≠a del autor al momento de crearla y la poca iluminaci√≥n de lugar, es una imagen muy detallada. Debajo de ella se encuentra dibujado un peque√Īo bisonte en color negro y debajo de ella, un reba√Īo de bisontes.

  • Bisonte encogido: Si hay imagen que impacte al entrar a las Cuevas de Altamira en Cantabria, y que incluso a dado la vuelta al mundo por su car√°cter ic√≥nico, es el bisonte encogido, pues resulta la representaci√≥n con mayor realismo y un car√°cter expresivo sin igual, despertando la admiraci√≥n de investigadores y amantes del arte en general.

 

Este bisonte está pintado en una zona abultada de la bóveda, donde su autor lo ubicó muy especialmente para que su figura encajara, por ello la forma que le dio: plegar sus patas y con la cabeza hacia abajo, lo que evidencia que forzó la figura y la pensó para ese rincón en específico. La notoria intencionalidad, también le hizo dejar bastante visibles tanto su rabo como sus cuernos, llegando a tener mucha expresividad en todo el conjunto de imágenes de la cueva.

 

Cuevas de Altamira

 

Hablemos de color

 

Se ha determinado que luego de seleccionar el √°rea a trabajar, se creaba la silueta de las figuras a grabar, luego se pon√≠a el color negro para as√≠, a√Īadir el color. La mayor√≠a de pinturas se descubri√≥ que eran preparadas con pigmentos de origen mineral como oxido, los que otorgaban las tonalidades amarillentas y rojizas predominantes.

Tambi√©n se empleaba el carb√≥n, y en ambos casos, estos eran usados con grasa de animales, para que cumplieran una funci√≥n aglutinante. Otro elemento empleado para lograr los tonos rojos era el hematites h√ļmedo que una vez seco, adquir√≠a un tono marr√≥n.

Aunque se desconoce c√≥mo era la aplicaci√≥n de los pigmentos, se manejan dos teor√≠as: una que la aplicaci√≥n de los mismos se realizaba con los dedos cubiertos por alg√ļn tipi de gamuza, y las otra, que patentaron alg√ļn tipo de herramienta parecida a un pincel con gamuza en la punta para absorber la pintura, cargarla y distribuirla en los trazos, probablemente sostenido con alg√ļn tipo de palo aplastado que la sostuviera.

Otra teoría que también se ha creado ha sido el soplo de la pintura sobre las superficies a modo de aerógrafo, pues durante algunas excavaciones se han encontrado, tubos realizados con huesos de aves prehistóricas en cuyo interior y exterior, había restos de pigmentación ocre. Lo que nunca se ha precisado es las pinturas eran diluidas con agua o se aplicaban en seco.

 

Hallazgos en las Cuevas de Altamira en Cantabria

 

Algunos hallazgos arqueológicos descubiertos en las Cuevas de Altamira en Cantabria, son: el bastón perforado, el raspador, laminas, armas para lanzar azagayas y venablos, el percutor, el buril, bifaces, propulsores decorados, arpones y agujas de coser, objetos creados a partir de huesos, conchas perforadas y dientes.

 

El car√°cter comunicativo

 

Luego de todos los hallazgos en las Cuevas de Altamira en Cantabria, es fácil comprender que estas formas de arte, más que una forma estética o de entretenimiento, en aquella época y aun en la actualidad poseen un carácter comunicativo, pues muestra lo que era cotidiano para el hombre de la prehistoria, sus costumbres, los animales que cazaban y como estos se comportaban.

A estas representaciones rupestres, se han dado m√ļltiples interpretaciones, las m√°s comunes son ceremonias de caza, costumbres religiosas como totemismo, magia, decoraci√≥n y ocio, simbolog√≠a sexual y ritos de fertilidad. Lo que si se ha descartado es la exhibici√≥n art√≠stica, ya que al estar escondidas, evidencia que eran creados como una forma de comunicarse entre ellos y mostrarse entre s√≠ lo que ve√≠an y formaba parte de su d√≠a a d√≠a.

 

Horario y Precio de las Entradas a la Cueva

 

Para los que queráis ir a visitar esta maravilloso monumento a la evolución humana. Os dejamos toda la información actualizada sobre el horario y precio de las entradas a las Cuevas de Altamira.

 

Temporada baja (1 de noviembre al 28 de febrero)

 

Durante la temporada baja los horarios ser√°n los siguientes. Si hay cualquier cambio de horarios os los escribiremos en este apartado de la p√°gina.

  • Lunes y martes CERRADO.
  • Mi√©rcoles a viernes de 9:30h a 15:30h.
  • Sesiones:¬†9:40h,¬†10:40h,¬†11:40h,¬†12:40h,¬†13:40h¬†y¬†14:40h.
  • S√°bados y domingos,¬† el 1 de noviembre y 6 de diciembre, abierto de 9:30h a 14:30h y de 15:30h a 17:30h.
  • Sesiones:¬†9:40h,¬†10:40h,¬†11:40h,¬†12:40h,¬†13:40h,¬†15:40h¬†y¬†16:40h.
  • La taquilla permanecer√° abierta 10 minutos antes del inicio de la visita.
  • Capacidad m√°xima¬†por sesi√≥n: 20 personas.
  • Por motivos t√©cnicos, el mi√©rcoles 6 de noviembre de 2019, el centro estar√° cerrado a partir de las 13.30h.

 

Temporada media (1 de marzo al 14 de junio y 16 de septiembre al 31 de octubre)

 

Durante la temporada media los horarios ser√°n los siguientes. Si hay cualquier cambio de horarios os los escribiremos en este apartado de la p√°gina.

  • Lunes y martes CERRADO.
  • Mi√©rcoles a domingo abierto de 9:30h a 14:30h y de 15:30h a 18:30h.
  • Sesiones:¬†9:40h,¬†10:40h,¬†11:40h,¬†12:40h,¬†13:40h,¬†15:40h,¬†16:40h¬†y 17:40h.
  • La taquilla permanecer√° abierta 10 minutos antes del inicio de la visita.¬†Capacidad m√°xima¬†por sesi√≥n: 20 personas.

 

Temporada alta (15 de junio al 15 de septiembre)

 

Durante la temporada alta los horarios ser√°n los siguientes. Si hay cualquier cambio de horarios os los escribiremos en este apartado de la p√°gina.

  • Lunes CERRADO.
  • Martes a domingo de 10:30h a 14:30h y de 15:30h a 19:30h.
  • Sesiones:¬†10:40h,¬†11:40h,¬†12:40h,¬†13:40h,¬†15:40h,¬†16:40h,¬†17:40h y 18:40h.
  • ¬†La taquilla permanecer√° abierta¬†de¬†10:30h a 14:30h¬†y de¬†15:30h a 19:30h.¬†Capacidad m√°xima por sesi√≥n: 20 personas.

 

Precio de las Tarifas por persona

 

En función de la edad de la persona puede tener diferentes precios la entrada a a las Cuevas de Altarmira, por lo que deberéis tener en cuenta los siguientes datos:

  • Normal: 3 ‚ā¨ (mayores de 12 a√Īos)
  • Reducida: 1,5 ‚ā¨ (de 4 a 12 a√Īos, ambos inclusive)
  • Gratis: de 0 a 3 a√Īos (ambos inclusive).

 

Conclusión Final

 

Y poco más que decir amigos nuestros. Como podéis ver toda una maravilla de la naturaleza y de la evolución humana. Si queréis venir a vernos, estamos a tan solo una hora y media de Las Cuevas de Altamira, en la comunidad autónoma vecina, Asturias, más concretamente en Gijón. Somos una confitería de repostería tradicional que estaremos encantados de recibiros con los brazos abiertos.

2 Comentarios
  • Rostro Carmen
    Posteado a las 11:03h, 07 marzo Responder

    Hola! Me ha encantado el post, hemos ido este fin de semana y usamos este artículo para guiarnos un poco y saber la historia de las pinturas. Gracias por el trabajo que hacéis.

    • Confiter√≠a Collada
      Posteado a las 11:04h, 07 marzo Responder

      Qué palabras más bonitas, mil gracias! Besitos fuertes y os esperamos en Gijón, detrás de la Estatua de Pelayo.

Post A Comment